Contemplación Semanal #25 / ¿ES POSIBLE SER CREATIVO CUANDO NADA ES CREADO?

El día de hoy, escribo mi última Contemplación Semanal dentro del marco del reciente viaje de casi dos meses alrededor de Europa, el cual estará finalizando dentro de unos días. Como broche de oro a este significativo peregrinaje, he permanecido casi unas dos semanas en Polonia, en la asociación de mi siksa-gurudeva Srila B. V. Tripurari Svami, Agnideva prabhu y tantos otros Vaisnavas exaltados. Durante los primeros días de semejante experiencia tuvimos el agrado de visitar Sadhu-bhavana, el espacio de retiro en donde Srila Krishna Ksetra Svami reside aquí en Polonia, y en donde pudimos compartir durante tres días hari-katha, darsana, satsanga y toda una serie de conmovedores elementos. Comparto a continuación uno de tales vislumbres, el cual no será más que un intento por tocar uno de aquellos tantos puntos dentro de la interminable línea devocional que desciende mediante parampara.

Luego de haber sido invitado a exponer acerca del principio de la eternidad de todo lo que existe (y cómo por ende nada es en verdad creado, ya que “sólo” existe Krishna junto con sus saktis, co-existiendo eternamente sin conflicto alguno de su parte) Krishna Ksetra Maharaja presentó una interesante pregunta, para ello citando la escuela de sankhya y a partir de allí indagando acerca de cuál sería el rol de la creatividad en nuestra vida, si por otro lado aceptamos que todo lo que existe siempre existirá, y todo aquello que no existe nunca existirá. En ese momento, el micrófono pasó naturalmente a manos de Srila Tripurari Maharaja.

En un intento por resumir la respuesta dada por Srila Maharaji, la idea básica fue la siguiente: pese a que en un sentido todo ya existe y no concebimos el principio de creatio ex nihilo (algo creado a partir de nada), al mismo tiempo es importante subrayar que cada uno de los saktis ya existentes, poseen sus respectivas capacidades y potencial. Así, por un lado encontramos declaraciones tales como que existen ilimitada cantidad de jivas, y qué decir entonces de la función que la energía superior de Bhagavan (svarupa/bhakti-sakti) puede llegar a manifestar dentro de sí. En este último caso, dicha potencia se ve acompañada de un muy peculiar potencial, el cual no cesa de manifestar nuevos y nuevos lilas a cada momento para el placer de Bhagavan. Pero todo ello no surge de la nada, sino del potencial presente en una de las ya existentes energías de Bhagavan.

Tenemos por ejemplo el caso de Gopa Kumara. Al él arribar a Goloka como tantos otros devotos puros que eventualmente alcanza su destino final, necesariamente tendremos que concluir que nuevas dinámicas invadirán el mundo espiritual, siendo que un nuevo habitante ha llegado allí: así, nuevos lilas tendrán lugar, incluyendo al recién llegado, nuevas relaciones y emociones que incrementarán el placer de Sri Hari y sus bhaktas. De hecho, se explica que uno de los síntomas de anuraga es que Krishna se ve cada vez más hermoso, a cada instante y parpadeo de los vrajavasis. Así, el principio de la creatividad no queda amputado ni restringido, sino que más bien alcanza su más plena expresión dentro del marco de antaranga-sakti.

Una aclaración es válida a esta altura. El bhakti, el prema, nuestra identidad espiritual y demás elementos en dicha línea no se encuentran presentes de forma intrínseca en la constitución de las tathasta-jivas, sino que dicha realidad se halla más bien presente inherentemente en el svarupa-sakti de Bhagavan. Ahora bien, esto tampoco significa que nuestros futuros cuerpos espirituales ya están allí diseñados, esperándonos colgados en alguna parte de forma predeterminada, y simplemente aguardando nuestra llegada al Paravyoma. Si adoptamos esta postura, de alguna forma estaríamos censurando la expresión de nuestro libre albedrío en relación a nuestra identidad última y con ello, la creatividad que debería expresarse mediante nuestra voluntad devocional. Más bien, podríamos decir que nuestro cuerpo espiritual se halla latente dentro del potencial del svarupa-sakti, todo lo cual adoptará una forma concreta y atributos específicos, dependiendo del tipo de sadhu-sanga que tengamos, y que a futuro determinará quiénes seamos en la eternidad.

Y aún dentro de nuestra experiencia en este mundo, podremos experimentar diversas variantes de creatividad, dependiendo de cuál es el entorno con el que nos estamos contactando: en el caso del svarupa-sakti ya he explicado brevemente que ocurrirá, mientras que en el caso de maya-sakti, se aplica la misma idea en términos generales, aunque desde ya comprendiendo qué tan diferente será a su vez el impacto de la energía ilusoria. Así, dentro del plano condicionado experimentaremos un mero vestigio de lo que es verdadera creatividad, puesto que maya-sakti también posee su propio potencial creativo a partir de la influencia de las gunas, dentro del cual encontramos un permanente flujo de novedades y situaciones, pero todo ello siendo expresado dentro de un perímetro en particular (temporal y limitado por tiempo y espacio) y sin ser creado a partir de algo inexistente. Nuevamente, cada energía de Dios existió, existe y existirá por siempre, junto con sus respectivos potenciales.

De esta forma, podemos re-definir el concepto de libre albedrío como el escoger qué tipo de creatividad deseamos terminar expresando, dependiendo de la energía y potencial que nos esté afectando en dicho acto creativo. E incluso estando en este mundo, un bhakta tendrá mayores y mayores experiencias creacionales bajo el amparo de la energía interna del Supremo, la cual desciende a este plano bajo el canal de sadhu-sanga y parampara. Y esta es la experiencia que por fortuna inmerecida he estado recibiendo estos días aquí en Polonia (y en verdad desde tiempo inmemorial) intentando reportar todo ello en estas líneas quizás un tanto filosóficas, pero que en última instancia buscan transmitir algo que existió, existe y existirá muy por encima de cualquier filosofía.

Animémonos entonces a seguir descubriendo el potencial creativo latente en cada energía, concluyendo debidamente a los pies de Bhakti devi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *